top of page

NAEL EL BOUJARFAOUI

biografia

     “Siempre he amado la música, desde lo más antiguo que recuerdo” La música, la expresión sincera de lo humano, así es como Nael El Boujarfaoui la concibe. De niño ya tenía esta adoración por el ritmo y el deseo irresistible de tocar las percusiones que encontraba. A los seis años, tomó sus primeras clases de djembé, de glockenspiel y de piano, que confirmaron su sed de música. De adolescente, creció su amor por la música refinando su gusto por la música afroamericana, latina, tradicional bretona y el jazz. Sus profesores, que veían su deseo con claridad, lo alentaban en ese camino. En el conservatorio de Rennes, junto con Pascal Salmon particularmente, creció su expresión artística y tomó la iniciativa de la creación.

 

     La música como una evidencia para Nael Boujarfaoui. “Desde siempre, el amor por la música”

INTERVIEW

¿Cuándo ha comenzado a tocar?


     “Siempre he amado la música, desde mis primeros recuerdos. La música es parte de los primeros recuerdos que tengo. De niño, siempre escuchaba mucha música. De muy pequeño, amaba tomar percusiones que encontraba para tocarlas por encima. Ya tenía un gusto por músicas llamadas afroamericanas.

 

     A los seis años, comencé a tomar clases de djembé y de glockenspiel. Luego de piano, con Raphaëlle Piquet. De niño observaba la imagen del pianista en el western americano, y me despertaban ganas de aprender ese instrumento.”


Habla siempre de un interés particular por el ritmo


     “Desde siempre, el amor al ritmo. Desde siempre, el amor a la música.

 

     De adolescente, junto con Yann Gueguen, me incorporé a la batucada de Lannion, donde pude perfeccionar mi relación con el ritmo.


     Luego tomé clases de batería en Lannion con Yann Gueguen en la casa de la juventud.


     Luego, de adolescence, desarrollé cada vez más un gusto por el boogie en el piano y el jazz.


     Tocaba el teclado en grupos de rock de la casa de la juventud de Lannion. Cada año, se organizaba una gira por toda la Bretaña con los dos grupos de la casa de jóvenes. Yo tenía en ese entonces 12 años.


     Durante estas giras, aprendí mucho. Sobre la música, sobre mí, sobre la organización de eventos y giras, sobre la técnica del sonido, sobre las relaciones sociales, etcétera.”


¿Cuál fue su recorrido académico?


     “A los doce años, formaba parte de la escuela de música de Lannion, donde me formé en piano clásico con Rémi Maldidier. También en el análisis y orquestación clásica, con Emmanuel Smague.


      Y puntualmente, participé en los talleres de jazz brindados por la saxofonista Sylvain Megnegneau. Desarrollé allí un verdadero gusto por los estándares de jazz.”


¿Siempre ha querido ser músico?


     “En la escuela, quería ser médico. En el bachillerato, mi decisión se posó finalmente sobre la música.

     Primero Yann Gueguen, luego Sylvain, me habían alentado mucho para ser músico. Eso parecía una evidencia sin duda en ese momento, ahora lo veo aún más. No podría hacer otra cosa.


     Al terminar el bachillerato, fui al conservatorio de Jazz en Rennes y a la facultad de musicología. Conocí muchas personas en esa ciudad, que está llena de música y de músicos. Sin duda, los mejores descubrimientos de mi vida.”

bottom of page